2016

2015

2014

2013

WET SYSTEM

Innovación y funcionalidad


WET SYSTEM™ es el revestimiento técnico con patente registrada para ambientes húmedos como baños, centros wellness y gimnasios que combina, en un único sistema, la función de impermeabilización de las vainas líquidas con el gran valor decorativo de los revestimientos Wall&decò.

A diferencia de los otros revestimientos de pared, WET SYSTEM™ no es sólo resistente al agua, sino que también es un revestimiento decorativo que impide el paso de agua a la capa subyacente garantizando la impermeabilización de las superficies tratadas en ambientes húmedos como baños y box de ducha.





Específico para ambientes húmedos (Baño, cocina, gimnasios, centros wellness)




Aspecto matérico con acabado semilúcido




Resistente a los detergentes de uso doméstico, al amarillamiento y a la abrasión




Adecuado para aplicación en superficies con enlucido civil, hormigón, cartón yeso, vidrio y azulejos cerámicos




Patente registrada y conforme con la normativa ETAG 022




Instalación rápida incluso en superficies preexistentes




Sólo 1,5 mm de espesor




Residuos de obras, polvos y ruidos limitados.

ESQUEMA DE LAS CAPAS



00 Imprimación
01 Adhesivo
02 Tejido Técnico
03 Acabados de Protección

CONFORME CON LA NORMATIVA ETAG 022


El sistema con vaina decorativa impermeabilizante WET SYSTEM™ está sometido a las rigurosas directrices europeas (European Technical Approval Guidelines), que disciplinan las pruebas con las cuales se certifican las capacidades técnicas de un producto impermeabilizante de resistir ante la acción del agua, las variaciones de temperatura y los movimientos de los soportes de construcción.

WET SYSTEM™ está concebido para ser aplicado en ambientes húmedos interiores con variaciones de temperatura de entre +10° y 35° en paredes:





con exposición ocasional directa al agua como, por ejemplo, las paredes de detrás de los lavabos en los baños;




de box de ducha y/o alrededor de las bañeras utilizadas pocas veces al día como, por ejemplo, en las viviendas particulares y en los hoteles;




con una exposición al agua más frecuente o con una duración más prolongada como, por ejemplo, las zonas de ducha en instalaciones deportivas y los centros wellness.